Archivio per la categoria ‘Uncategorized’

TABLA-DE-Lupulos

Annunci

Levadura-de-cerveza

Fundamentos de levadura

¿Que es la levadura?

Las levaduras son hongos unicelulares eucarióticos que se reproducen por brotación o fisión. En la preparación DE CERVEZA , Saccharomyces cerevisiae es el género y la especie de mayor importacnica . Las levaduras ale y lager están actualmente clasificadas como Saccharomyces cerevisiae pero históricamente han sido consideradas especies separadas con levaduras lager en la clasificación de Saccharomyces uvarum (carlsbergensis). Las levaduras son muy pequeñas, típicamente de 5 a 10 micras (1 micra = 10-4 centímetros) que es alrededor de 5 veces el tamaño de la mayoría de las bacterias.
Las levaduras juegan un papel importante en la historia humana. Sin levadura, los alimentos básicos importantes como el pan, la cerveza y el vino no existirían. Tan importantes son las levaduras en nuestra historia común, no fue hasta hace relativamente poco tiempo (1841) que las levaduras fueron reconocidas como la causa de la fermentación. Desde entonces, las cepas de levadura han sido aisladas y reconocidas por características únicas que ayudan a crear estilos específicos de cerveza y añadir características específicas al vino, a los alcoholes destilados y al pan. Hay literalmente cientos (si no miles) de cepas de levadura utilizadas para la fermentación para crear bebidas alcohólicas en casi todas las sociedades de la tierra.

¿De dónde proceden las levaduras?
Las levaduras están por todas partes! Existen varios cientos de especies reconocidas de levaduras, con muchas cepas dentro de cada clasificación de especies. Básicamente, dondequiera hay una fuente del carbohidrato (azúcar), usted encontrará probablemente las levaduras que se adaptan para consumirla. Saccharomyces cerevisiae es una especie que tiene la capacidad de utilizar una amplia gama de azúcares tales como glucosa, fructosa, manosa, galactosa, sacarosa, maltosa, maltotriosa y rafinosa (las levaduras también pueden metabolizar melibiose). La capacidad de metabolizar una amplia gama de azúcares permite a Saccharomyces cerevisiae adaptarse a muchos ambientes.
Las primeras bebidas fermentadas fueron puramente accidentales. Una solución de azúcar de algún tipo (exactamente lo que la primera bebida fermentada consistió en es un tema muy disputado) fue dejado fuera y la levadura se cayó en él desde el aire o estaba en la superficie de la fruta o el grano utilizado para hacer la solución. La solución fermentada y alguien la bebió y le gustó el sabor y muy probablemente el efecto. La causa de la transformación de jugo en vino o grano en cerveza permaneció un misterio durante miles de años. Sin embargo, los humanos fueron capaces de seleccionar ciertos rasgos en la levadura sin ser conscientes de la manipulación. Las regiones frías del norte seleccionaron la levadura que podría fermentar en temperaturas más frías. El uso de palas de cerveza aseguró que la levadura se transporta de lote a lote. En la viticultura, las lías (una mezcla de levadura de la fermentación, partículas de la piel de la uva y proteínas precipitadas) se extendieron en el viñedo, aumentando la presencia de levaduras tolerantes al alcohol que habían dominado la fermentación.

A medida que avanzaba la civilización, las prácticas de elaboración de cerveza y de vinos aumentaron su su importancia para la sociedad. Regiones del mundo desarrollaron estilos específicos y tipos de bebidas fermentadas y las técnicas necesarias para asegurar perfiles de sabor consistentes. Todo este refinamiento llevó a la selección y desarrollo de cepas de levadura con características y capacidades muy específicas. Cuando las levaduras se descubrieron y se identificaron como el motor que impulsa la fermentación, los mundos conocidos de levadura para la elaboración de cerveza y vino ya estaban cumpliendo fielmente sus tareas especializadas sin ningún tipo de reconocimiento o ayuda real de tipo humano.
La cervecería moderna y la bodega tienen excelentes herramientas a su disposición para crear un producto predecible y consistente. Lo que hace esto posible es la capacidad de acceder a cultivos puros conocidos de levadura y minimizar la intrusión de levaduras salvajes y bacterias que causan aromas y sabores “off flavor”. Hay algunas cervecerías y bodegas que todavía utilizan “inoculación natural” con gran éxito, pero son típicamente muy pequeños, productores especializados de productos muy únicos. Es posible modificar genéticamente la levadura y se hace con frecuencia en el sector de la biotecnología, pero no es una práctica común en la industria cervecera y vinícola. Como resultado, la mayoría de las culturas en uso hoy en día para la elaboración de la cerveza y vinificación han estado en existencia durante cientos de años.

¿Qué hace la levadura?
Las levaduras son muy eficientes en la toma de mosto (un medio muy complejo que consiste en azúcares, aminoácidos, péptidos, proteínas, vitaminas, ácidos nucleicos, iones y muchos otros compuestos), y convertirlo en alcohol, CO₂ y aromas y sabores s. Este proceso de conversión de mosto a cerveza se llama fermentación y es extremadamente complejo con muchas variables que afectan el rendimiento de la levadura. Cada cepa de levadura produce diferentes niveles de sabor y compuestos de aroma, así como los niveles de alcohol incluso si todas las condiciones son idénticas. Esta variación entre las cepas de levadura da a la cervecera moderna una herramienta poderosa para crear un estilo particular de la cerveza.
Es importante entender que las levaduras son organismos vivos que responderán a su ambiente produciendo más o menos de ciertos compuestos. El cervecero controla el medio ambiente en el que se introducen las levaduras y, por lo tanto, es muy importante que el cervecero sepa cómo la levadura responderá a ciertos factores ambientales. Los factores más importantes que afectan el rendimiento de la levadura que un cervecero puede controlar son:

Gravedad del mosto
Temperatura
Pitch rate
Oxigenación / Aeración
Cepa de levadura
Contenido de nitrógeno
Contenido nutritivo
Grano de cuenta / programa de Mash (espectro de azúcares fermentables)
Saneamiento / Técnica

En la fermentación típica del mosto, las levaduras siguen un calendario predecible de eventos: Fase Lag, Fase Log y Fase Estacionaria.
Fase de latencia
La fase de retraso es el tiempo durante el cual la levadura se aclimata al mosto y se prepara para reproducirse y consumir cantidades masivas de azúcar. Como en todas las fases del ciclo de vida de la levadura, nada es claro. No todas las levaduras experimentan exactamente el mismo proceso al mismo tiempo, pero las generalizaciones son posibles.
En esta fase, el oxígeno es extremadamente importante. El oxígeno es utilizado por la levadura para la síntesis de esteroles y ácidos grasos insaturados que son factores de crecimiento necesarios. Sin oxígeno, estos lípidos no pueden ser biosintetizados y el crecimiento será muy limitado. Los esteroles y ácidos grasos producidos son también muy importantes en la estructura de la membrana celular y en la capacidad de la levadura para responder a tensiones externas e internas. El oxígeno adecuado en el mosto cuando la levadura es lanzada es esencial para una fermentación exitosa.
Durante la fase de retraso, la levadura también toma aminoácidos, péptidos, otras proteínas y diversos nutrientes. Las reservas de energía celular interna (glucógeno) alimentan la actividad de levadura inicial hasta que la membrana se vuelve permeable a los azúcares del mosto.

Fase de registro
La fase logarítmica es un tiempo de crecimiento exponencial del cultivo de levadura. La preparación de la levadura hecha durante la fase de retraso permite la rápida multiplicación de las células y el consumo de azúcar. Las levaduras se reproducen asexualmente en brotes; la célula adulta forma una célula hija que es una copia genética exacta. El nitrógeno, los aminoácidos, los nutrientes y el azúcar se consumen mientras las células se reproducen.
Muchos de los compuestos aromáticos y de sabores significativos son subproductos del crecimiento celulay se producen durante la fase logarítmica. Muchas fábricas de cerveza grandes tratan de limitar la cantidad de levadura de crecimiento mediante el lanzamiento de mayores cantidades de levadura y, por tanto, minimizar la síntesis de éster. Mantener frío las fermentaciones también limita la producción de éster al limitar la tasa de crecimiento

Fase estacionaria
La fase estacionaria es la última etapa en la que la población de levaduras alcanza la densidad máxima y los restantes azúcares se consumen. Los desencadenantes que aún no se entienden completamente hacen que la levadura comience a aumentar las reservas de energía celular en forma de glucógeno y trehalosa. A medida que disminuye el azúcar y el nitrógeno disponibles, las levaduras comienzan a prepararse para un período en el que hay falta de alimento.
Cuando la levadura ha consumido todo el azúcar, la floculación (el acto de la levadura que agrega adentro a los “grumos” ya la colocación hacia fuera) comienza. Durante este tiempo, muchos cerveceros permitirán que la fermentación “descanse” (a la temperatura de fermentación de las cervezas y al aumento de la temperatura para las cerveza). El resto permite tiempo para que la levadura convierta o reduzca algunos compuestos menos deseables, especialmente diacetilo, a compuestos más aceptables o deseables

Resumen
Las levaduras son organismos increíbles que realizan muchas tareas importantes para la humanidad. La producción de alcohol es un servicio que las levaduras han realizado para las personas durante el tiempo que la historia registra. En nuestro mundo moderno, tenemos la capacidad no sólo de utilizar una amplia gama de cepas puras de la levadura, pero también de controlar el ambiente en el cual las levaduras realizan su servicio valioso. Es importante que el cervecero moderno no sólo conozca y comprenda las cepas de levadura disponibles para su uso, sino que también comprenda cómo manipular el medio ambiente en el que las levaduras realizan (mosto, mosto o masa) puede alterar drásticamente el producto final (cerveza, vino , o pan). Las interminables combinaciones de ingredientes, cepas de levadura, diseños de equipos y técnicas de elaboración de cerveza son las que hacen que la elaboración de la cerveza sea un pasatiempo fascinante.

ARTURO ESCOBAR

CERVEZA ALEMANA

Pubblicato: agosto 17, 2017 in cerveza, Uncategorized

DESARROLLO Y ACTUALIDAD DE LA CERVEZA  EN ALEMANIA

Alemania tiene la fama de ser un país cervecero producen y consumen en gran cantidad.

Alemania es conocida en todo el mundo por muchas razones, ya sea por su industria, tecnología, gastronomía, su selección de futbol y por sus cervezas; no hay amante de la cerveza que no haya probado alguna cerveza creada en aquel país.

La oferta cervecera es muy amplia ya que en todo el país se elabora tanto homebrew como industrial.  Y a cada región existe su cerveza y también su servicio.

La ley de la pureza (Reinheitsgebot) aportada por los alemanes con la cual regulaba el  uso de los ingredientes que debía contener la cerveza esta ley fue odiada y amada a su vez.

También aportaron la prohibición de la fermentación (1553) en verano  lo que dio lugar por accidente a las lagers.

Tienen una denominación de origen la kolsch ubicada en la ciudad de colonia en la cual solo se produce esta, a veces confundida con la pilsner ya que su aspecto se asemeja, pero se diferencia de la antes mencionada porque la kolsch se produce en fermentación alta (15-20°C). En sabor también la gran diferencia la denota el amargor que produce es menor. Y tiene su propio vaso que se llama “stenge”

Otra de las grandes invenciones es su festival “oktoberfest” (1810) su inicio fue una celebración de casamiento en la ciudad de Múnich entre el Príncipe Luis I de Baviera y Teresa de Sajonia, el cual lleva más de 200 de celebrarse anualmente, con algunas excepciones durante las guerras y las épocas de crisis.

Las pequeñas cervecerIas en Alemania tienen un auge ya que su consumo anual está disminuyendo. Anualmente, el consumo de cerveza se va reduciendo en un 2 por ciento, pero se compensa con las cifras de la exportación. Entre los años 1950 y 1970 el consumo era mucho mayor, pero eso ya es parte del pasado, hoy en día el interés por la salud ha aumentado entre los alemanes.

Los pequeños cerveceros solo significan el 0.2 % del consumo total en Alemania, al contrario de algunos países las grandes corporaciones trabajan en conjunto para revertir la tendencia, se descubren nuevos lúpulos y se redescubren estilos olvidados.

A pesar del descenso del consumo de hectolitros de cerveza, el número de cervecerías claramente ha aumentado en Alemania. Según los datos de la federación cervecera alemana, en el año 2005 había solo 1281 cervecerías y en el año 2015 había registradas 1388.  El aumento de pequeñas cerveceras es un poco considerable pero tomando en cuenta su consumo per cápita es una ganancia ya que por ejemplo en Estados Unidos está sucediendo una recesión en consumo ya que existe mayor número de cervecerías pero el consumo va en decremento.

Esperemos que la cerveza alemana siga en crecimiento y siga ocupando el lugar que se merece en la historia y en los paladares del mundo.

Prost!!!

COLOR EN LA CERVEZA

Pubblicato: aprile 25, 2017 in cerveza, gastronomia, Uncategorized

Un poco de Historia

 

Todo comenzó a fines del siglo XIX (1883) cuando Joseph Williams, hijo de John Locke Lovibond, destacado cervecero de Greenwich, Inglaterra, se decidió a encontrar una manera de asegurar una alta calidad para sus cervezas.
En 1883 desarrolló el primer colorímetro práctico del mundo que consistía en una serie de filminas coloreadas y graduadas que al ser comparadas con el color de la cerveza determinaban un valor aproximado.

Nace así la escala de colores medida en grados Lovibond (ºL) que se uso por mucho tiempo hasta que fue reemplazada por sistemas mas modernos. Hoy día, casi no se usa en cervecerías, pero el término “grados Lovibond” es empleado a menudo por los fabricantes de maltas para describir el color que sus granos aportan al mosto.
La variación natural en la percepción de los colores de una persona a otra, puso en evidencia las limitaciones del sistema Lovibond y a mediados del siglo XX fue reemplazado por el uso del espectrofotómetro de luz y la American Society of Brewing Chemists (ASBC) establece como estándar el sistema de color Standard Reference Method (SRM). En Europa se había desarrollado otro sistema, el llamado European Brewing Convention (EBC) que era usado originariamente como forma de comparación visual, pero la tecnología hizo que 25 años después adoptara el uso del espectrofotómetro de manera similar al SRM.

 

Standard Reference Method (SRM )
Es el sistema adoptado en 1958 por la American Society of Brewing Chemists (ASBC) para medir el color de una cerveza.
En un laboratorio el SRM es determinado midiendo la reducción de intensidad que sufre un haz de luz monocromática de longitud de onda de 430nm (azul), al atravesar ½ pulgada de cerveza. Podemos definir al SRM como la absorbancia (logaritmo de la perdida de luz) multiplicada por 10. Métodos y tecnologías modernas emplean 1cm de cerveza y multiplican la absorbancia por 12.7 aplicando la ley de Lambert–Bouguer-Beer.
SRM = 12.7 x A430

A430 es la absorbancia a 430 nm en 1 cm

 

Cuando el valor SRM de la cerveza es mayor a 30 las mediciones en cubetas de 1 cm son aproximadas. En esos casos hay que diluir la muestra a medir con agua desionizada y multiplicar el valor obtenido por el factor de dilución (“D”) que será igual a 2 si la dilución es 1:1.

 

SRM = 12.7 x D x A430

Los valores medidos en SRM y los grados Lovibond son aproximadamente iguales y en la práctica se pueden usar alternativamente para evaluar la intensidad del color de una cerveza.

 

 

European Brewing Convention (EBC)
En un principio se usaban, en Europa, diferentes sistemas para la medición del color de maltas y cervezas. Cuando los métodos de comparación visual quedaron obsoletos, tanto el British Institute of Brewing (IOB) como la European Brewing Convention (EBC) se decidieron por el uso de espectómetro al igual que la American Society of Brewing Chemists (ASBC). Ambas instituciones tenían métodos diferentes basados en la medición de la absorbancia pero, en este caso, de un haz de luz de 530 nm de longitud de onda (Verde). Al no existir una relación lineal con el sistema SRM por lo general se usaban las siguientes fórmulas para la conversión:
EBC = 2.65 SRM – 1.2
SRM = 0.377 EBC + 0.45

En 1991 el sistema del British Institute of Brewing (IOB) queda formalmente retirado aunque se sigue usando ocasionalmente dentro del Reino Unido. A partir de ese año el método de la European Brewing Convention (EBC) pasa a ser el estándar y se modifica adoptando, para sus mediciones, la longitud de onda de 430 nm y una cubeta de 1 cm.
De esta manera el sistema EBC se vuelve muy similar al SRM diferenciándose sólo en la unidad de color que, en el EBC, es 25 veces la absorbancia a 430nm (A430) en vez de las 12.7 veces del SRM.
EBC = 25 x A430

Con esta modificación, la conversión entre ambos sistemas se simplificó quedando las fórmulas siguientes:

 

EBC = SRM x 1.97
SRM = EBC / 1.97

Tener en cuenta esto último será importante cuando tengamos en nuestras manos algún libro europeo sobre cervezas anterior a 1991.

 

Medición del color de la cerveza
A la hora de estimar o medir el color de nuestra cerveza debemos tener en presente que todos los sistemas tienen sus limitaciones. Es muy difícil poder detectar, con un solo sistema, las leves variaciones en los tonos rojo, marrón, dorado, cobrizo y pajizo. Si, por ejemplo, realizamos una estimación de una Irish Red con una tarjeta de colores seguramente se verá como ninguno de sus
rojos de referencia y sus matices rojos característicos tampoco podrán ser diferenciados por el sistema SRM. La gran mayoría de los cerveceros caseros no disponemos de un espectrofotómetro entre nuestras herramientas así que lo más indicado sería adquirir cualquier tarjeta en la cual se represente toda la gama de colores que se pueden dar en la cerveza. Una de ellas es la guía Davidson.

El espesor de la muestra de cerveza a medir afecta mucho la percepción del color. En un vaso cónico, una cerveza rubia se verá más rojiza en su boca, donde la luz debe atravesar un espesor mayor de cerveza, que en la base donde el camino es más corto.
Cuando comparemos visualmente una cerveza debemos usar un recipiente de unos 5 cm de diámetro y hacerlo cuando la luz natural es mas intensa (mediodía) y nunca con luz solar directa. De todos modos es muy probable que los colores observados en la muestra no sean exactos a los de la cerveza servida en un vaso.
Para un cervecero casero, es suficiente con saber que una estimación del color tiene sus limitaciones y que debe centrarse más en aspectos como la luminosidad u oscuridad de la cerveza que en el color de la misma.

 

En la receta
Hoy cualquier programa o planilla de cálculo para elaboración de cerveza casera o artesanal estimará en forma automáticamente el color que tendrá nuestra cerveza según la receta que hayamos programado. De todos modos nunca está de más saber como se calcula manualmente.
Lo primero que debemos conocer es el color que cada malta le va a aportar a nuestra receta. Sin este dato será imposible una estimación.
Con esto en nuestras manos. podremos calcular la unidad de color de la malta (MCUs – Malt Color Units) para cada una de las adiciones y sumando todas las MCUs tendremos el color estimado de nuestra cerveza.

 


MCU = Lb x ºL / gal
Lb = Cantidad de malta (en libras)
ºL = Grados lovibond que aporta dicha malta al mosto
gal = Volumen de mosto (en galones)

 

Como la absorción de la luz no es lineal sino logarítmica, esta fórmula es útil sólo para cervezas claras de alrededor de 6-8 SRM, Por eso, la mayoría de los cerveceros utiliza la ecuación de Morey que otorga estimación mucho más exacta del color de la cerveza en un rango de 1-50 SRM.
SRM = 1.4922 * (MCU ^ 0.6859)

 

El 90 a 95 por ciento del color de la cerveza está dado por la combinación de maltas.
Cuando leemos el valor del parámetro “color” de una malta debemos saber que no se refiere directamente al color del grano sino al los grados lovibond que aporta esa malta a un mosto de densidad igual a 8 ºP (1.032). Si la densidad del mosto es más alta su color será más oscuro.
Pero no siempre se emplea sólo malta para darle color a una cerveza. En una Michelob Dark, por ejemplo, notaremos que su sabor no tiene nada que ver con una cerveza oscura pero se ve como una de ellas. Esto se debe a que usan caramelo para darle color. Lo mismo se puede lograr también usando maltas oscuras tales como Malta tostada o black Patent, calculando su adición para que sólo agregue color y no los sabores astringentes asociados a esas maltas a menos que se esté haciendo una cerveza negra.
La mejor manera de colorear una cerveza sin afectar sensiblemente su sabor es utilizando las maltas negras en forma de harina, agregándola algunos minutos antes de finalizar el macerado. Utilizando 36 gramos en 117,17 litros (31 galones) se le añade a la cerveza cerca de 14° Lovibond. A nivel cervecero casero esta proporción es de 6 gramos por cada 19 litros. Es decir, el color (14° Lovibond ) que se le agrega de esta manera se debe sumar al color total aportado por los granos, calculado en la receta.
Esto es útil, por ejemplo, si deseamos elaborar una Barleywine buscando un color oscuro pero sin sobre-caramelizar el mosto. Podríamos usar en la receta maltas chocolate o cebada tostada pero nos darían sabores similares a una stout o una porter que seguramente no deseamos. Entonces, para lograr el color deseado podemos agregar un 1% de malta Black Patent en el macerado y con una combinación de dos tipos de maltas cristal le daremos un agradable sabor dulce.

 

Variación del color
En la elaboración casera o artesanal de cerveza es muy común que haya variaciones de color, de un batch a otro, usando la misma receta. Se estima que una variación, entre lote y lote, de un 5 % en la escala Lovibond está dentro de una gama aceptable. Nunca debemos tomar como referencia la cantidad de grados Lovibond que difieren sino que, lo que debemos tener presente es el porcentaje de variación. Una diferencia de 5-10ºL entre dos partidas de una cerveza roja de 40ºL calculados no se consideraría probablemente un problema, pero en una cerveza rubia de 6ºL la misma diferencia no se vería muy bien.
Los cambios en color pueden alertar a menudo al cervecero de la existencia de una cierta irregularidad en el proceso, aun cuando otros aspectos estén perfectamente en línea.
Para el cervecero casero promedio las variaciones de color no deberían representar un problema, pero lo es para las grandes cervecerías comerciales que necesitan mantener un mismo color entre batch y batch y es por eso que para lograrlo suelen utilizar agentes colorantes, entre otras técnicas.

 

FACTORES
A la hora de identificar el posible origen de una variación en el color de nuestras cervezas deberemos tener en cuenta algunos puntos:

MATERIAS PRIMAS
Normalmente los cereales adjuntos contribuyen poco o nada en el color y es la malta la que hace casi todo el trabajo. Actualmente, sin embargo, con las prácticas modernas de malteado y especialmente en el caso de los cerveceros que han pactados con sus proveedores parámetros específicos para sus malta, es muy difícil que las diferencias del color se puedan atribuir a diferentes partidas de granos pero muy de vez en cuando puede ser que suceda.

PROCESOS

 

Algún problema con el color puede ocurrir si durante el proceso de elaboración se dan algunas de las siguientes condiciones:

 

-En el macerado:
Una excesiva cantidad de agua al inicio del macerado puede representar un problema pero, un defecto en la corrección del agua tanto en la preparación del empaste como en el sparging suele tener más influencia.
Una alcalinidad mayor (PH más alto) en el agua favorecerá la extracción de pigmentos de la malta logrando colores mas profundos.
En esta etapa, el tiempo es también un posible factor que afecta el color de la cerveza. Cuanto más largo es el tiempo de macerado más oscuro será el color obtenido.

Durante el proceso de decocción, cuando hervimos una parte del mosto del macerado, destruimos enzimas y caramelizamos aportando color. Si realizamos una decocción doble o triple, en cada uno de los pasos iremos sumando cada vez más color al mosto.
-En el Hervor:
En este paso se debe prestar atención desde el comienzo. Cuando llenamos la olla de hervor inyectamos oxígeno en el mosto produciendo la oxidación de los azúcares. Cuando la cantidad de oxígeno es considerable el mosto tiende a oscurecerse.
Hirviendo, el mosto se oscurece debido principalmente a una reacción química llamada Maillard. Durante este proceso los azúcares como la maltosa y la glucosa se combinan con aminoácidos, que en su mayoría provienen de la malta y en menor medida de los lúpulos, reaccionando y formando melanoidina, terminando en lo que conocemos como caramelización. Cuanto más se calienta el mosto, más caramelización se consigue y más se colorea.
Aquí también entra en juego el PH del agua porque cuanto más alto éste sea más favorecida se verá la caramelización. Nuevamente las aguas más alcalinas aportarán más color.
El agua de Burton-on-Trent, usada originalmente para hacer las Pale Ales inglesas, es más ácida, debido a su alta dureza, que el agua de Munich que es bastante más alcalina y por eso nos da buenas cervezas oscuras.
Debemos remarcar que si el hervor es realizado a fuego lento la formación de los turbios (fríos y calientes) será incompleta y quedarán en suspensión muchos elementos colorantes en el mosto final.
Por último durante la ebullición se obtiene un cierto color de los lúpulos utilizados que dependerá mucho del estado de los mismos.
-En la Fermentación:
La materia proteínica producida durante la formación de los turbios calientes y fríos está llena de partículas colorantes. Durante la fermentación, todos estos sólidos suspendidos en el mosto tienden a decantar, depositándose en el fondo del fermentador junto con la levadura floculada. De esta manera habrá una reducción del color. También se sabe que el color cambia en forma diferente dependiendo de la cepa de levadura usada.
Se cree también con cierto escepticismo que , aunque se realice un lavado correcto de levaduras para su posterior reutilización, el uso de un número elevado de generaciones acumula sustancias colorantes que, bajo la influencia de CO2, se disolverán en la cerveza.
-En el Filtrado:
El efecto del filtrado sobre el color de la cerveza se da básicamente por la reducción de la turbidez. El contacto prolongado con los materiales altamente adsorbentes tales como carbón activado y ciertos agentes de precipitación, sumado al uso de filtros de placa y diatomeas, tienden a aligerar color de la cerveza.

 

-En el Acondicionamiento y almacenamiento:
Probablemente la fluctuación más grande del color de la cerveza ocurre durante el proceso de almacenamiento de la cerveza. Se debe fundamentalmente a la oxidación del mosto, a períodos de almacenamiento no uniformes y a controles de temperatura incorrecto que oscurecen la cerveza.

-En el Envasado:
Una de las posibles causas que pueden variar el color de la cerveza son los residuos químicos que se depositan en los envases cuando son lavados. Restos de álcalis (amoníaco, soda cáustica, etc) tienden a oscurecer la cerveza.
En la pasteurización la cerveza normalmente se oscurece por el efecto de caramelización de ciertos azúcares residuales pero algunas stouts con grandes cantidades de caramelo demuestran una disminución de su color gracias a la precipitación del caramelo.

Fuente:
Brew Your Own Magazine

Beersmith

Probrewer

BJCP

Echa un vistazo a este prezi

Pubblicato: aprile 13, 2017 in Uncategorized

Me gustaría compartir contigo el prezi “Cerveza”. Haz clic en el enlace para verlo.

Cerveza!!! 

Elaboracion y mas!

https://prezi.com/om46omj8_1ak/

Flauto magico vino

Pubblicato: agosto 25, 2016 in Uncategorized, VINO

E’ un Brunello un po’ diverso e inimitabile. Dal 2008 quando grazie a Bose abbiamo musicato circa un ettaro di vigna di Brunello con 50 diffusori sparsi tra i filari, chiamata Vigna di Mozart, abbiamo pensato di selezionare le uve di quell’annata e di quei fortunati filari e di vinificarle ed invecchiarle separatamente, dandogli anche 8 mesi di affinamento in più .

E’ nato quindi il FLAUTO MAGICO il primo Crus del Paradiso dedicato a Mozart, perché immerso totalmente nelle sue armonie, giorno e notte, e sempre accompagnato dalla musica di Mozart nel suo affinamento in botte e in bottiglia.

Note tecniche

Uve: Sangiovese grosso
Posizione: versante Nord di Montalcino
Altitudine: 250 metri
Esposizione: Nord
Vigneto: vigneto di Mozart (1,5 ha) irrorato 24 ore al giorno con la musica di Mozart
Suolo: argilloso – limoso
N° piante: 5000 ad ettaro
Forma di allevamento: guyot
Produzione: 45 q/ha
Vendemmia: manuale in cassette da inizio Ottobre. Tavolo di cernita prima di entrare in vasca.
Fermentazione: spontanea in tini di acciaio controllati termicamente. Pratica del délestage e macerazione di 25-30 giorni.
Invecchiamento: 48 mesi di cui 12 mesi in barriques di rovere francese da 300 litri e 36 mesi in tonneaux di rovere francese da 500 e 700 litri. Pratica del batonnage per 2 mesi sulle fecce fini.
Affinamento: 12 mesi in bottiglia
Bottiglie prodotte: 1500

Sensazioni

Colore rosso rubino carico con riflessi granati.
Profumi intensi di sottobosco, ciliegia, tabacco e toni di frutta ancor più delicati del Brunello tradizionale
Vino austero al palato ma con una morbidezza e un tannino molto elegante… grazie ad Amadeus ? può darsi.. ma giudicate voi !

Vino Almaviva

Pubblicato: agosto 25, 2016 in El vino, Uncategorized, VINO

Almaviva es el resultado de una joint venture entre Concha y Toro (una de las bodegas chilenas con mayor prestigio histórico) y el Château Mouton Rothschild. Está elaborado con uvas de las variedades Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc y Carmenère procedentes de las 50 ha de viñedo que Concha y Toro posee en Puente Alto. Un terruño excepcional para un vino de gran carácter, dispuesto a competir con los mejores tintos del mundo.

AROMA

En nariz, es complejo y sutil, revelando aromas delicados y limpios de casis maduro, higo y mora, acompañados por notas de vainilla, cacao y caramelo.

 

SABOR

El vino llena la boca de taninos suaves, finos y sedosos, dejando una sensación general de equilibrio, fineza, persistencia y frescor. Es un vino puro y elegante, de múltiples matices, armoniosamente equilibrado por su buena acidez.

VITICULTURA

Ubicado en la parte más alta del Valle del Maipo, en la zona central de Chile, Puente Alto ha sido reconocido por más de 20 años por tener las condiciones ideales para producir uno de los mejores Cabernet Sauvignon de Chile. Es aquí donde se han seleccionado 85 exclusivas hectáreas para la producción de Almaviva.

VINIFICACIÓNCrianza de 18 Meses, barricas nuevas de encina francesa.

TEMPERATURA DE SERVICIO16º

ALCOHOL14.5

TIPO DE UVA

Cabernet Sauvignon, Carmenere, Merlot, Cabernet Franc, Petit Verdot.

BIONo

CONSUMIR PREFERENTEMENTE EN

2014 – 2030