Cepa riesling

Pubblicato: luglio 10, 2014 in El vino, gastronomia, VINO

Una de las variedades blancas más importantes de todos los tiempos. Adaptable a todo tipo de climas. Capaz de producir vinos que cautivan tanto a expertos como a neófitos. Sus notas destacan por su amplitud y complejidad, ya que pueden ir desde las notas florales y minerales hasta los frutos tropicales muy maduros y miel. También es capaz de producir joviales vinos espumosos e impresionantes vinos de postre por influencia de la Botrytis.

La uva Riesling siempre ha sido una sobreviviente de los climas más fríos a los que se puede adaptar una vid. Inclusive, se puede decir que su eterna necesidad de un otoño cálido y seco, coincidente con el clima de los viñedos alemanes, se debe a su adaptación durante siglos a las condiciones del terroir que presentan las tierras germanas.

Su origen específico se desconoce, pero se sabe que surgió en los viñedos de Alemania y el este de Francia, particularmente Alsace (provincia que un tiempo perteneció a Alemania, pues se ubica en el Valle Occidental del Rhin). La primera referencia escrita de esta variedad aparece en un inventario de bienes del conde de Katzenelnbogen en 1435, aunque algunos creen que fue plantada por los romanos en las orillas del Ródano, en el siglo III, de donde ascendió hacia el valle del Rhin.

También es conocida como Weisser o White Riesling en Sudáfrica; White Riesling, en Nueva York, Ontario y Canadá; Rheinriesling, en Austria; Riesling Renano, en Italia, y Rhine Riesling en Australia.

Esta cepa se cultiva en Alemania, en Mosel y Rheingau. Además está presente en Austria, a lo largo del Danubio, así como en el norte de Italia y el noroeste español. En Francia su explotación se limita a Alsacia. Pero, está renaciendo en el Nuevo Mundo con nuevos bríos e intenta rencontrarse con el podio perdido entre las variedades blancas más apreciadas. Lugares como el sur de Chile, las zonas más frescas de California y Oregon, en Estados Unidos, Australia, Sudáfrica, la Patagonia Argentina o los viñedos de Nueva Zelanda son las regiones que hoy en día están produciendo mejores Riesling.

En Alemania, aún hoy son muy célebres los vinos provenientes de viñedos como los del Mosela Medio u Middle Mosel, de Bernkasteler Doctor y Piesporter Goldtröpfchen. Además son muy requeridos los viñedos de Höllenberg, Schlossberg, o Johannisberg en Rheingau. En ambos casos el suelo de pizarra casi pura, la ubicación del viñedo a mitad de la colina y frente al río les ayuda a superar la madurez media de sus vecinos y tener aromas mucho más complejos, profundos y delicados.

Dentro de las características ampelográficas están: la Riesling es una variedad de maduración tardía, con fuertes problemas de floración, cuajado y con un racimo pequeño, de pequeños granos, poca cantidad de ellos y muy apretados. Justamente por eso último es muy sensible a las enfermedades criptogámicas como Botrytis cinérea, la única podredumbre benéfica o noble si se quiere obtener un vino dulce natural.

La maduración es muy tardía y pude proporcionar vinos dulces, si el otoño es caluroso, resiste los fríos del invierno y las heladas tardías, pero su rendimiento no es muy alto. Los vinos derivados pueden ser para crianza o jóvenes.

Su futuro es muy interesante, sobre todo al ver los magníficos resultados logrados con su fermentación en toneles de roble nuevo, lo que es cada vez más frecuente en el mundo vitivinícola.

Los vinos de Riesling poseen un alto nivel de acidez fija natural, lo que –para muchos críticos– es la base de su asombrosa capacidad de añejamiento. Hay algunos ejemplares alemanes y australianos con más de 10 años de potencial de guarda, envidia de cualquier variedad tinta.

El color de los vinos Riesling es amarillo paja con reflejos verdosos, seco, ligeramente aromático, vivo, perfumado; sus aromas varían dependiendo del terruño de donde provienen, pueden ser ahumados, minerales, florales o ligeramente especiados. Algunos recuerdan a la flor de tilo, al azahar, jazmín, acacia y manzanilla, dentro de las notas frutales destacan, limón o lima, toronja; también son frecuentes los recuerdos de manzana verde y dorada, membrillo. Mientras más horas de sol reciban las vides, sus aromas se acercan a la piña, guayaba, melón y duraznos, que a su vez derivan en ate de membrillo y miel; a veces, con reminiscencias de canela y dejos especiados.

El Riesling es ideal para acompañar pescados y mariscos con salseos livianos o incluso grillados si éste se elaboró con barrica. Carnes blancas como aves o cerdo sobretodo si están elaborados con salsas de frutos como la de manzana verde y acompañados con vegetales fermentados como el chucrut alsaciano. También por su versatilidad y por la presencia agridulce de sus notas aromáticas, es un acompañante ideal para comidas especiadas como la china, la hindú o la tailandesa, siempre que no sean demasiado picantes. También se puede servir como aperitivo aprovechando su alta acidez. Esto se potencia si es elaborado como espumoso. Ahora bien, los vinos dulces de postre elaborados a base de Riesling encuentran su acompañante ideal en los postres a base de frutas.

Como siempre uno de los factores más importantes para disfrutar de estos vinos es la temperatura de servicio, que en el caso de un Riesling seco no debe sobrepasar los 10° C, con lo cual le permitiremos al vino exponerse delante de nosotros de la mejor manera posible destacando sus aromas y sabores.

Annunci

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...